titulos cirugias

Blefarosplastia

La blefaroplastia es la cirugía estética palpebral más común. Se realiza para corregir las bolsas y el exceso de piel de los párpados, tanto inferiores como superiores.
 
La mayoría de las blefaroplastias se llevan a cabo para solucionar las bolsas de los párpados, que suelen aparecer con la edad o por causas congénitas o asociadas a enfermedades renales o cardíacas.
 
blef
 
En el proceso de envejecimiento, la piel de alrededor de los ojos se vuelve redundante, los músculos se debilitan y la grasa se mueve desde la órbita hacia adelante. Esta laxitud de la piel y los músculos del párpado, junto con la grasa orbitaria y, en algunos casos, la presencia de líquido, da al rostro un aspecto envejecido y cansado que se corrige, generalmente, con fines cosméticos.
 
La caída de los párpados superiores puede interferir también en la visión. En este caso, la blefaroplastia se realiza para mejorar la visión periférica del paciente.
 
Existen diferentes técnicas según las cuales se puede realizar la blefaroplastia. Generalmente el exceso cutáneo se reseca por medio de un bisturí. Esta escisión es más eficaz si se retira parte del músculo orbicular subyacente. Para retirar las bolsas grasas se realiza la apertura del septum palpebral y mediante corte y coagulación se elimina el exceso de grasa que protruye hacia el párpado.
 
En la blefaroplastia de párpados inferiores la escisión de grasa aislada se puede hacer vía conjuntival, lo cual tiene la ventaja de no dejar cicatriz visible.
 
Los resultados definitivos se pueden apreciar a los 6 meses. Dada la naturaleza de la cirugía, no se pueden dar garantías de resultado, pero el índice de satisfacción de los pacientes suele ser alto.